La Federación Veterinaria emite su posición sobre la muerte del Pomeranian Channel, un caso señalado como negligencia.

La Federación Veterinaria emite su posición sobre la muerte del Pomeranian Channel, un caso señalado como negligencia.

Fecha de la noticia: 2024-07-04

En un giro inesperado de eventos, el caso de Channel, la pomerania de cuatro años, ha capturado la atención de todos. Desde una simple limpieza dental hasta una tragedia inimaginable, esta historia ha dejado a todos conmocionados. ¿Qué pasó realmente en la clínica veterinaria que llevó a la muerte de esta adorable mascota? ¡Descúbrelo en este emocionante artículo!

¿Por qué Gilberto Genaro N presentó una denuncia por la muerte de su perro Channel?

Gilberto Genaro "N", dueño de Channel, un pomerania de cuatro años, presentó una denuncia el 24 de junio por la muerte del perro que ocurrió el 22 del mismo mes. En su denuncia, afirmó que llevó a la mascota a una clínica veterinaria para una limpieza dental y, posteriormente, se la devolvieron sin vida. El denunciante declaró que llevó a Channel al lugar para hacerle una limpieza dental y la dejó en recepción con un empleado, quien le hizo firmar una exención de responsabilidad; sin embargo, al pasar las horas y no recibir ninguna llamada del veterinario, decidió ir a ver qué estaba sucediendo. Una vez en la clínica veterinaria, Gilberto Genaro "N" tuvo que esperar varios minutos hasta que lo llevaron a un área donde el perro estaba recibiendo oxígeno e intentaban revivirla, pero luego falleció. El personal le explicó que no se despertó de la anestesia. En respuesta a esto, la Fiscalía General de Justicia del Estado de Sonora (FGJES) solicitó una fecha para la formulación de cargos por la probable comisión del delito de responsabilidad médica técnica ante un Tribunal Oral del Tribunal Superior de Justicia (STJ). La Fiscalía Especializada en Delitos Contra Animales por Actos de Maltrato o Crueldad judicializó el caso, y se espera una audiencia en los próximos días, donde se presentarán las pruebas recopiladas para el respectivo expediente de investigación. Como parte de la investigación, se llevó a cabo una orden de inspección y registro en la clínica veterinaria ubicada en el barrio de Santa Fe, Hermosillo, donde ocurrieron los hechos; además, se llevaron a cabo entrevistas con los dueños del pomerania de cuatro años y el personal que atendió a Channel. Se obtuvo el certificado de la necropsia realizada en una clínica veterinaria privada, que coincide con la realizada por el experto veterinario de la FGJES; ambos determinaron que la causa de la muerte fue un paro cardiorrespiratorio causado por un shock hipovolémico. Posteriormente, la FGJES informó que, como parte de la investigación sobre la probable negligencia en la muerte de Channel, se confiscó la clínica veterinaria donde ocurrieron los hechos. Estas acciones se llevaron a cabo a través de la Fiscalía Especializada en Delitos Contra Animales por Actos de Maltrato o Crueldad, con el fin de prevenir la posibilidad de que se alteren, destruyan o desaparezcan instrumentos, objetos o productos relacionados con el caso, garantizando así un procesamiento óptimo de la escena para recuperar elementos para la investigación, explicó la FGJES. OPINIÓN DE EXPERTOS Con respecto a los certificados de expertos, la Sociedad Mexicana de Patólogos Veterinarios (SMPV) publicó una declaración en la que se revela que uno de los veterinarios a cargo de la necropsia no es patólogo veterinario. Aclara que los patólogos veterinarios son los especialistas responsables de emitir estudios completos de las necropsias de diferentes especies animales, además de que se necesitan varios años de enseñanza y práctica para obtener el título. Los patólogos veterinarios también certifican, y esta certificación valida que fueron evaluados por comités de expertos, donde se confirma que tienen la experiencia en diagnóstico, estudios de posgrado en el área y mantienen una actualización constante, agrega la SMPV. POSICIÓN DE LA FEDMVZ Debido a lo ocurrido, la Federación de Colegios y Asociaciones de Médicos Veterinarios Zootecnistas de México A.C. (FedMVZ) informa que, como máxima organización profesional, promueve una actualización y formación continua para que la práctica profesional cumpla con altos estándares técnicos y científicos, regulaciones aplicables y, sobre todo, ética profesional. Tras esto, menciona que para determinar posibles negligencias, es esencial llevar a cabo opiniones de expertos que determinen esta condición, las cuales deben ser realizadas por médicos veterinarios zootecnistas debidamente capacitados y reconocidos ante autoridades judiciales o administrativas. Finalmente, la Federación insta a la sociedad en general y a la comunidad de médicos veterinarios zootecnistas a evitar hacer juicios de valor que puedan afectar los procesos judiciales en curso. Nos solidarizamos y lamentamos cualquier pérdida de una mascota, asimismo, condenamos cualquier tipo de violencia y exigimos el fin de ataques, difamación y cualquier acto que socave nuestra profesión, concluye.

  Resumen de la asamblea del Colegio de Veterinarios de Sevilla 2023 | PortalVeterinaria

¿Qué sucedió en la clínica veterinaria que llevó a la muerte de Channel?

Lo que sucedió en la clínica veterinaria que llevó a la muerte de Channel fue que Gilberto Genaro "N", propietario de Channel, presentó una queja el 24 de junio debido a la muerte del perro que ocurrió el 22 del mismo mes. En su queja, afirmó que llevó a la mascota a una clínica veterinaria para una limpieza dental y, posteriormente, la devolvieron sin vida. El personal explicó que no se despertó de la anestesia, lo que provocó un paro cardiorrespiratorio por shock hipovolémico, según certificados de expertos. La Fiscalía General de Justicia del Estado de Sonora solicitó una fecha para la formulación de cargos por la probable comisión del delito de responsabilidad médica técnica.

En respuesta a esto, la Federación de Colegios y Asociaciones de Médicos Veterinarios Zootecnistas de México A.C. (FedMVZ) informa que promueve una actualización y capacitación continua para que la práctica profesional cumpla con altos estándares técnicos y científicos, regulaciones aplicables y, sobre todo, ética profesional. La FedMVZ insta a la sociedad en general y a la comunidad médica veterinaria zootécnica a evitar hacer juicios de valor que puedan afectar los procesos judiciales en curso. Lamentamos cualquier pérdida de una mascota y condenamos cualquier tipo de violencia, exigiendo el fin de los ataques, la difamación y cualquier acto que perjudique nuestra profesión.

¿Qué acciones tomó la Fiscalía General de Justicia del Estado de Sonora ante el caso de la muerte de Channel?

La Fiscalía General de Justicia del Estado de Sonora tomó varias acciones ante el caso de la muerte de Channel. Primero, solicitó una fecha para la formulación de cargos por la probable comisión del delito de responsabilidad médica técnica ante un Tribunal Oral del Supremo Tribunal de Justicia. La Fiscalía especializada en Delitos contra Animales por Actos de Maltrato o Crueldad judicializó el caso y se espera una audiencia en los próximos días. Se llevó a cabo una inspección y orden de búsqueda en la clínica veterinaria donde ocurrieron los hechos, se obtuvo el certificado de la necropsia realizada en la mascota que confirmó la causa de la muerte, y se informó que se ha incautado la clínica como parte de la investigación para evitar la alteración de pruebas. Además, se ha solicitado la realización de opiniones expertas para determinar posibles negligencias, y se ha instado a la comunidad veterinaria a evitar juicios de valor que puedan afectar los procesos judiciales en curso.

¿Cuál es la posición de la Federación de Colegios y Asociaciones de Médicos Veterinarios Zootecnistas de México A.C. (FedMVZ) sobre el incidente con Channel?

La Federación de Colegios y Asociaciones de Médicos Veterinarios Zootecnistas de México A.C. (FedMVZ) informa que, como la máxima organización profesional, promueve la actualización y capacitación continua para que la práctica profesional cumpla con altos estándares técnicos y científicos, regulaciones aplicables y, sobre todo, ética profesional. En relación con lo ocurrido, menciona que para determinar posibles negligencias, es esencial realizar opiniones de expertos que determinen esta condición, las cuales deben ser realizadas por médicos veterinarios zootecnistas debidamente capacitados y reconocidos ante autoridades judiciales o administrativas. Finalmente, la Federación insta a la sociedad en general y a la comunidad médico veterinaria zootécnica a evitar hacer juicios de valor que puedan afectar los procesos judiciales en curso. Nos solidarizamos y lamentamos cualquier pérdida de una mascota, asimismo, condenamos cualquier tipo de violencia y exigimos el fin de los ataques, difamación y cualquier acto que socave nuestra profesión, concluye.

La muerte del Pomeranian Channel: Investigación y acción legal

Gilberto Genaro “N”, dueño de Channel, un Pomerania de cuatro años, presentó una denuncia el 24 de junio por la muerte del perro que ocurrió el 22 del mismo mes. En su denuncia, afirmó que llevó a la mascota a una clínica veterinaria para una limpieza dental y, posteriormente, la devolvieron sin vida. La Fiscalía General de Justicia del Estado de Sonora (FGJES) solicitó una fecha para la formulación de cargos por la probable comisión del delito de responsabilidad médica técnica ante un Tribunal Oral del Tribunal Superior de Justicia (STJ). Como parte de la investigación, se llevó a cabo una orden de inspección y cateo en la clínica veterinaria donde ocurrieron los hechos; además, se realizaron entrevistas con los propietarios del Pomerania de cuatro años y el personal que atendió a Channel. EXPERTOS EN OPINIÓN Respecto a los certificados de los expertos, la Sociedad Mexicana de Patólogos Veterinarios (SMPV) publicó un comunicado donde se revela que uno de los veterinarios a cargo de la necropsia no es un patólogo veterinario. POSICIÓN DE LA FEDMVZ La Federación de Colegios y Asociaciones de Médicos Veterinarios Zootecnistas de México A.C. (FedMVZ) informa que, como máxima organización profesional, promueve la actualización y formación continua para que la práctica profesional cumpla con altos estándares técnicos y científicos, regulaciones aplicables y, sobre todo, ética profesional.

  Emprendedores donan ganancias para esterilizar animales en Tijuana

Necropsia revela causa de la muerte de Channel

El propietario de Channel, un Pomerania de cuatro años de edad, Gilberto Genaro “N”, presentó una denuncia el 24 de junio debido a la muerte del perro que ocurrió el 22 del mismo mes. En su denuncia, declaró que llevó a la mascota a una clínica veterinaria para una limpieza dental y, posteriormente, se la devolvieron sin vida. La necropsia realizada en una clínica veterinaria privada y la llevada a cabo por el experto veterinario de la FGJES determinaron que la causa de la muerte fue un paro cardiorrespiratorio provocado por un shock hipovolémico. La FGJES informó que, como parte de la investigación sobre la probable negligencia en la muerte de Channel, se ha asegurado la clínica veterinaria donde ocurrieron los hechos; estas acciones se llevaron a cabo a través de la Fiscalía Especializada en Delitos contra Animales por Actos de Maltrato o Crueldad, con el fin de prevenir la posibilidad de que se alteren, destruyan o desaparezcan instrumentos, objetos o productos relacionados con el caso, garantizando así un procesamiento óptimo de la escena para recuperar elementos para la investigación. La Federación de Colegios y Asociaciones de Médicos Veterinarios Zootecnistas de México A.C. (FedMVZ) informa que, como máxima organización profesional, promueve la actualización y formación continua para que la práctica profesional cumpla con altos estándares técnicos y científicos, regulaciones aplicables y, sobre todo, ética profesional.

La posición de la Federación Veterinaria ante el caso Channel

El pasado 24 de junio, Gilberto Genaro “N”, dueño de Channel, un pomerania de cuatro años, presentó una denuncia debido a la muerte del perro que ocurrió el 22 del mismo mes. En su denuncia, afirmó que llevó a la mascota a una clínica veterinaria para una limpieza dental y, posteriormente, se la devolvieron sin vida. Ante esto, la Fiscalía General de Justicia del Estado de Sonora (FGJES) solicitó una fecha para la formulación de cargos por la probable comisión del delito de responsabilidad médica técnica ante un Tribunal Oral del Supremo Tribunal de Justicia (STJ). Como parte de la investigación, se llevó a cabo una orden de inspección y cateo en la clínica veterinaria donde ocurrieron los hechos, además de entrevistas con los propietarios del pomerania y el personal que atendió a Channel. La FGJES informó que, como parte de la investigación sobre la probable negligencia en la muerte de Channel, se aseguró la clínica veterinaria donde ocurrieron los hechos. La Sociedad Mexicana de Patólogos Veterinarios (SMPV) publicó una declaración donde se revela que uno de los veterinarios a cargo de la necropsia no es un patólogo veterinario. Por su parte, la Federación de Colegios y Asociaciones de Médicos Veterinarios Zootecnistas de México A.C. (FedMVZ) informa que, como máxima organización profesional, promueve una actualización y capacitación continua para que la práctica profesional cumpla con altos estándares técnicos y científicos, regulaciones aplicables y, sobre todo, ética profesional. La Federación insta a la sociedad en general y a la comunidad médico veterinaria zootécnica a evitar emitir juicios de valor que puedan afectar los procesos judiciales en curso.

El propietario de Channel, un pomerania de cuatro años, Gilberto Genaro “N”, presentó una denuncia debido a la muerte del perro que ocurrió el 22 de junio, dos días antes de la presentación de la denuncia. Tras la denuncia, la Fiscalía General de Justicia del Estado de Sonora (FGJES) solicitó una fecha para la formulación de cargos por la probable comisión del delito de responsabilidad médica técnica ante un Tribunal Oral del Supremo Tribunal de Justicia (STJ). Como parte de la investigación, se llevó a cabo una orden de inspección y cateo en la clínica veterinaria donde ocurrieron los hechos, además de entrevistas con los propietarios del pomerania y el personal que atendió a Channel. La FGJES informó que, como parte de la investigación sobre la probable negligencia en la muerte de Channel, se aseguró la clínica veterinaria donde ocurrieron los hechos. La Sociedad Mexicana de Patólogos Veterinarios (SMPV) publicó una declaración donde se revela que uno de los veterinarios a cargo de la necropsia no es un patólogo veterinario. Por su parte, la Federación de Colegios y Asociaciones de Médicos Veterinarios Zootecnistas de México A.C. (FedMVZ) informa que, como máxima organización profesional, promueve una actualización y capacitación continua para que la práctica profesional cumpla con altos estándares técnicos y científicos, regulaciones aplicables y, sobre todo, ética profesional. La Federación insta a la sociedad en general y a la comunidad médico veterinaria zootécnica a evitar emitir juicios de valor que puedan afectar los procesos judiciales en curso.

  Casa de Ganaderos destaca en la Semana Internacional de los Archivos | Portal Veterinario

Importancia de la ética profesional en la práctica veterinaria

Gilberto Genaro "N", propietario de Channel, un pomerania de cuatro años, presentó una queja el 24 de junio debido a la muerte del perro que ocurrió el 22 del mismo mes. En su queja, declaró que llevó a la mascota a una clínica veterinaria para una limpieza dental y, posteriormente, la devolvieron sin vida. El Ministerio Público de Justicia del Estado de Sonora (FGJES) solicitó una fecha para la formulación de cargos por la probable comisión del delito de responsabilidad médica técnica ante un Tribunal Oral del Supremo Tribunal de Justicia (STJ). Como parte de la investigación, se llevó a cabo una inspección y una orden de registro en la clínica veterinaria ubicada en el barrio de Santa Fe, Hermosillo, donde se registraron los hechos; además, se realizaron entrevistas con los propietarios del pomerania de cuatro años y el personal que atendió a Channel. La certificación de la necropsia realizada en la mascota en una clínica veterinaria privada, que coincide con la realizada por el experto veterinario de la FGJES, se ha obtenido; ambos determinaron que la causa de la muerte fue un paro cardiorrespiratorio causado por un shock hipovolémico. Por último, la Federación de Colegios y Asociaciones de Médicos Veterinarios Zootecnistas de México A.C. (FedMVZ) informa que, como máxima organización profesional, promueve una actualización y formación continua para que la práctica profesional cumpla con altos estándares técnicos y científicos, regulaciones aplicables y, sobre todo, ética profesional.

En conclusión, la muerte de Channel, la pomerania de cuatro años, ha generado un caso de presunta responsabilidad médica técnica que está siendo investigado por las autoridades de justicia en Sonora. Se han realizado inspecciones, entrevistas y análisis forenses para determinar las circunstancias que llevaron al fallecimiento de la mascota. Es fundamental que se respeten los procesos legales y se eviten juicios de valor que puedan afectar las investigaciones en curso. La Federación de Colegios y Asociaciones de Médicos Veterinarios Zootecnistas de México A.C. hace un llamado a la comunidad para que se evite cualquier tipo de violencia y se respete la ética profesional en todo momento.

Fuente: El gremio veterinario emite su postura ante la muerte de la pomerania Channel, caso señalado como negligencia.

PROQUIVET S.A.S.

Producimos y comercializamos productos farmacéuticos veterinarios de alta calidad al mejor precio. Además, nuestra certificación ICA es garantía de calidad. Especializándonos en: mascotas, ganadería, avicultura, porcicultura, equinos, caprinos y desinfectantes.

Subir
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad